4 Ejercicios para la celulitis

Si de repente veis que vuestros muslos se arrugan cada vez más. ¿Qué se puede hacer para alisarlos de nuevo? La celulitis no discrimina. Puede aparecer en niñas en la adolescencia o en mujeres mayores.

Eso es porque, la celulitis es una enfermedad misteriosa vinculada a “las toxinas atrapadas” o la mala circulación, ya que la celulitis no es más que la grasa antigua acumulada. Todo el mundo tiene fibras de tejido conectivo que separan las células de grasa en compartimentos y conectan la grasa con la piel.

En las mujeres, tienden a aparecer con más facilidad, por lo que cualquier aumento de la grasa tiende a sobresalir como el relleno de un colchón. Se ve menos celulitis en los hombres debido a que sus fibras se extienden horizontalmente, formando un patrón cruzado que impide abultamiento o formación de hoyuelos.

Aunque la celulitis puede aparecer en cualquier momento, es cierto que la celulitis parece aparecer de la nada y empeorar con la edad. Eso es porque nuestros tejidos cambian. Esas fibras de tejido conjuntivo se engrosan con la edad, y nuestra piel se vuelve más delgada, por lo que la celulitis más notable. Más importante aún, es el aumento de grasa con la edad.

Con el plan de ejercicios para la celulitis, se puede reducir y hacer que nuestra parte inferior del cuerpo se vea más suave y más firme. El truco de estos ejercicios para la celulitis está en trabajar todos los músculos inferiores, desde todos los ángulos, lo que reducirá los depósitos de grasa subyacentes y lo reemplazaremos por tejido muscular perdido para dar a la zona un aspecto tenso y tonificado en todo.

Ejercicios para la celulitis – Zancada lateral

Músculos trabajados: Cuádriceps, abductores, aductores, isquiotibiales y glúteos

Equipamiento: Mancuernas, aunque podemos hacer este ejercicio básico sin nada. Hemos de tener las manos en las caderas. Para hacerlo más difícil, sostendremos las pesas hacia los hombros mientras realizamos el ejercicio.

Zancada lateral:

  • Nos deberemos parar con las piernas al ancho de hombros, con los dedos apuntando hacia fuera cerca de 45 grados y la espalda plana y recta. Sostenga una pesa en cada mano y descanse en las caderas.
  • Daremos un paso de gigante hacia la izquierda y doblaremos la rodilla izquierda hasta que el muslo quede paralelo al suelo, manteniendo la pierna derecha extendida. No permitamos que la rodilla izquierda que sobresalga sobre nuestros dedos de los pies o los glúteos.

Ejercicios para la celulitis – Patada de glúteo con tobilleras

Músculos trabajados: Glúteos

Equipo: Pesas de tobillo Al hacer este ejercicio, debemos recordar que no debemos arquearnos en exceso. Esto impedirá que pongamos en tensión en nuestra espalda. Usted puede hacer el ejercicio más fácil hacerlo sin pesas en los tobillos. Si no tenemos pesas en los tobillos, hagamos el ejercicio con una mancuerna sujetada detrás de la rodilla en el hueco de la pierna.

Patada de glúteo:

  • Colocaremos las tobilleras, bajaremos en los antebrazos y las rodillas (similar a la posición de las manos y rodillas, pero doblar los brazos y apoyar su peso sobre los antebrazos en lugar de sus manos). Mantendremos a la espalda recta y la cabeza alineada con la espalda para que nuestros ojos no miren hacia abajo.
  • Manteniendo la espalda recta y las piernas dobladas, giraremos lentamente la pierna derecha hacia atrás y levantaremos el pie derecho hacia el techo hasta que el muslo quede paralelo al suelo. El pie deberá permanecer flexionado durante todo el ejercicio.

Ejercicios para la celulitis – Levantamiento interior de pierna

Músculos trabajados: Muslo interior

Equipo: Pesas de tobillo. Al trabajar estos músculos, se puede crear musculatura fuerte y delgada en la parte interior de la pierna. Mientras que estemos haciendo este ejercicio mantendremos nuestro cuerpo superior estacionario.

  • Colocaremos las pesas en los tobillos, nos echaremos sobre nuestro lado izquierdo, descansando la cabeza sobre nuestro brazo, y colocando la mano derecha en el suelo en frente de nuestro pecho como apoyo. Flexionaremos la rodilla de la pierna de arriba, colocando el pie de esa pierna delante de la otra rodilla. Nuestra pierna de abajo deberá estar completamente extendida.
  • Lentamente, levantaremos la pierna de abajo lo más alto que podamos, en una postura cómoda. Mantendremos la posición durante 1 segundo, luego bajaremos lentamente.

Ejercicios para la celulitis – Estiramiento en V

Músculos trabajados: Muslos exteriores

Equipo: Una banda elástica, de resistencia. Los muslos exteriores son una zona problemática para muchas personas. Tonificar estos músculos no sólo nos ayudará con la celulitis, ya que también nos hará más fuertes y estables. Al realizar este movimiento, mantendremos la espalda plana en el suelo; no la debemos arquear.

  • Ataremos, sin apretar, una banda elástica alrededor de los tobillos y nos acostaremos boca arriba con los brazos hacia los lados. Extenderemos las piernas hacia arriba directamente encima de las caderas. Flexionaremos los pies.
  • Abriremos lentamente las piernas lo más que podamos. Cuando la tensión llegue a ser demasiado grande para tirar más, hagamos una pausa, y luego cerremos lentamente nuestras piernas hacia atrás a la posición inicial.

Ejercicios para la celulitis – Sentadilla búlgara

Músculos trabajados:Glúteos, cuádriceps y los isquiotibiales

Equipo: Una silla o banco robusto Puesto que es un ejercicio más complejo que los anteriores, deberemos manejar con cierta soltura la realización de zancadas. Para hacer este movimiento aún más difícil, sostendremos pesas con nuestras manos.

Sentadilla búlgara:

  • Párese cerca de 2 metros delante de una silla o banco robusto de espaldas a él. Doble la rodilla izquierda y extiende la pierna izquierda hacia atrás, poniendo la parte superior de su pie izquierdo en el asiento de la silla. Mantenga la espalda recta, la cabeza alineada con la columna vertebral, y sus ojos mirando hacia delante.
  • Lentamente doblar la rodilla derecha hasta que quede paralelo al suelo. No permita que su rodilla derecha al sobresalen sobre sus dedos de los pies. Pausa, y luego subir de nuevo a la posición inicial. Haz una serie con la pierna derecha, luego cambiar y repita con la izquierda.

Fuente: ejerciciosencasa.es

Training, Good to know