5 Consejos para perder grasa: Indispensables

Un abdomen definido necesita de ejercicio físico enfocado a tal fin, a través de movimientos que estimulen el tono muscular de la zona y que nos permitan quemar grasa, como lo pueda ser el sistema HIIT. Pero fundamentalmente, lo que necesitaremos es llevar una dieta que nos haga perder esa grasa acumulada en la zona, no siendo tan importante consumir productos como quemadores de grasa (que aunque ayuden a acelerar el proceso de eliminar grasa, no son necesarios en absoluto).

Pero resumiendo un poco el tema antes de entrar de lleno con la batería de consejos para eliminar grasa, lo primero que deberemos hacer es fijarnos un objetivo realista, no pretendamos quitarnos la grasa acumulada en tiempo con un par de semanas de entrenamiento y dieta. Es cuestión de un enfoque bien programado, que debe orbitar en base a nuestras metas.

Sin más, vamos ya con estos consejos para eliminar grasa

Frecuencia de las comidas

La práctica nos ha enseñado que comer a pequeños intervalos a lo largo del día aporta un suministro constante de nutrientes, mejorando la absorción de los mismos, aportando a nuestro cuerpo suministros constantes.

Si tomamos como referencia en este caso a los culturistas profesionales, que son expertos en el arte de alcanzar bajos niveles de grasa corporal sin sacrificar la masa muscular magra en el proceso de definición muscular, suelen seguir la metodología de realizar varias comidas al día. la técnica de comer varias veces al día. Ésto, mejora la absorción de nutrientes, que a cambio podría mejorar la utilización de las proteínas y los carbohidratos para obtener el máximo crecimiento muscular.

Sin duda, uno de los mejores consejos para perder grasa que te pueden dar.

La fibra, más importante de lo que parece

Es importante, que tratemos de restringir al máximo alimentos refinados, y que organicemos nuestro alimentación con productos ricos en fibra regulan la liberación de insulina, y esto es muy importante para controlar la grasa corporal.

Entre sus recomendaciones de alimentos ricos en fibra se incluyen las patatas, las batatas, el arroz silvestre, la fruta y las verduras. Éstos estimulan el centro del apetito en el cerebro, haciendo que te sientas lleno y satisfecho y con menos probabilidades de que comas en exceso.

Controla las calorías consumidas

La comidas pequeñas, aunque más frecuentes, deberían ser el lema de los aspirantes a tener un abdomen definido. Las comidas grandes y poco frecuentes deberían estar prohibidas, ya que el exceso de calorías de una sentada puede sobrecargar el sistema digestivo, lo que provoca que tengamos una peor absorción y hace que sea más fácil la acumulación de grasa corporal.

Una error que se suele cometer, es que se intenta nivelar las calorías perdidas en una comida doblando la cantidad en la comida posterior. Si te pierdes una comida, para compensar come un poco más en cada una de las comidas siguientes de tu plan de comidas. Comer el doble de una sola vez puede influir en el almacenamiento de grasa, sobre todo si no tienes planes inmediatos para una actividad física.

Es una cuestión de equilibrio y compensación.

Alimentos bajos en grasas

Para ganar masa muscular, que incrementa la cantidad total de calorías que quemas en reposo, requiere de un entrenamiento eficaz y del consumo de una dieta que contenga los carbohidratos y proteínas adecuados.

Los carbohidratos nos dan la energía necesaria para rendir durante el entrenamiento con pesas, mientras que las proteínas proporcionan los aminoácidos para desarrollar y reparar el tejido muscular que ha sido dañado por el entrenamiento de resistencia.

Para reducir la ingesta total de calorías sin sacrificar las calorías procedentes de los carbohidratos y las proteínas, reduce las grasas como los aliños para la ensalada, los fritos y los cortes de carne grasos. Cámbiate a los productos lácteos desnatados y a las fuentes magras de proteínas como el pollo sin piel o la pechga de pavo, el pescado y los cortes magros de carne roja.

Controla la cantidad de proteína

Entrenar duro, hará que necesitemos consumir más proteínas para recuperar nuestros tejidos dañados. Los aminoácidos de los productos ricos en proteínas como el pollo, el pescado, los productos lácteos desnatados y las carnes rojas, son el material que nuestro cuerpo necesita para construir masa muscular.

Las recomendaciones para personas que hacen deporte con un nivel de intensidad media, suelen estar comprendidas entre 1,5-2 gramos de proteínas por kilo de peso corporal para mantener y conseguir incrementar la cantidad de músculo.

Manteniendo elevados los niveles de proteínas, y reduciendo las grasas y los carbos, será una de las maneras más interesantes para conseguir eliminar grasa.

Fuente: ejerciciosencasa.es

Training, Nutrition and diet